Witricity: ¿electricidad sin cables?

Hoy quería hablaros de una nueva tecnología: Witricity. Su nombre proviene de la combinación de dos palabras: Wireless (sin cables o inalámbrico) y Electricity. Como podéis imaginar con este dato, consiste en un nuevo método de carga inalámbrica que nos facilitará la vida en un futuro próximo.

Como es fácil de imaginar, esta tecnología podría implantarse en los dispositivos móviles. De esta manera nuestros smartphones y tabletas se cargarían con el simple hecho de entrar en el radio de acción. Imaginaros que apenas entráis en casa, vuestro móvil empieza a cargarse. De esta manera nunca volveríais a tener que conectarlo a la fuente de alimentación mientras te encuentres en casa.

Todos sabemos que la batería es el punto débil de nuestros dispositivos móviles. Gracias a Witricity, nuestra preocupación por no consumir demasiado la batería se reduciría considerablemente. Es más, si esto se implanta en lugares públicos tales como supermercados o centros comerciales, casi dejaríamos de depender de la batería de nuestro móvil.

Witricity también se podría en general en cualquier tipo de dispositivo que requiera alimentación eléctrica. Solo bastaría llegar a casa, para que todos nuestros dispositivos estén siempre listos para su uso.

Gadgets que aguanten nuestro ritmo

Casi todos poseemos un smartphone en la actualidad, y todos sabemos el disgusto de que se nos acabe la batería cuando más lo necesitamos. Se están desarrollando nuevas baterías de diversos materiales, pero parece que no habrá un gran salto en cuanto a la autonomía de los dispositivos en un futuro próximo. Pero que pasa si pudiéramos prácticamente depender de la batería? Este es el potencial que nos ofrece Witricity.

Olvidarnos de estos disgustos y poder disfrutar de nuestros gadgets tanto como queramos.

Si esta tecnología se instalase en todos los sitios que frecuentamos, siempre dispondríamos de batería para utilizar nuestro móvil, por ejemplo. Podríamos entrar en YouTube y ver todos los videos o jugar todos los juegos que quisiéramos (todos los que nuestra tarifa de datos lo permitan, claro) sin ningún temor de que la batería se agote antes de llegar al mediodía.

La tecnología​

Esta historia comienza con el famoso inventor Nikola Tesla, quien durante su vida ideó un sistema mediante el cual se podría transmitir electricidad de manera inalámbrica, de modo que muchos hogares tuviesen acceso a la electricidad sin necesidad de instalar cableado para transportarla. Finalmente Tesla nunca pudo llevar a cabo la implantación de este sistema por diversos problemas que tuvo con las empresas energéticas.

En nuestro caso, Witricity es una tecnología desarrollada por el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts). Esta avance basado en la resonancia magnética y muchas veces relacionado con la inducción magnética permite la transferencia de energía a distancia a un determinado dispositivo que requiera de una fuente de alimentación, tanto para utilizarla como para almacenarla en una batería.

Todo comenzó con la necesidad del profesor Marin Soljačić de que su móvil se cargara de manera automática. Para ello buscó un fenómeno que permitiera el intercambio de energía de manera que los objetos cotidianos no generen demasiada atenuación. Tras investigar se topó con algo denominado “coupled resonators” que cumplían las características que él buscaba. Tras desarrollar el sistema formando un equipo en el MIT, realizó pruebas experimentales, que respaldaban la teoría y los cálculos realizados, de manera que nació Witricity.

Esta tecnología tiene muchas ventajas sobre las demás formas de alimentación sin cables, porque requiere de un receptor diseñado específicamente según las necesidades de los distintos dispositivos.

Esto permite, entre otras cosas, que:

  • ​El sistema funcione independientemente de la orientación del receptor.
  • El sistema también funcione con multitud de dispositivos al mismo tiempo, no existe la limitación actual a un solo dispositivo. Es más, durante la transmisión de la energía, solo hay una eficiencia de un 20%, pero la reflexión de las ondas permite que a mayor numero de dispositivos conectados, mayor será la eficiencia.
  • Solo se requiere de un emisor para todos los receptores que se encuentren a su alcance.
  • El rango de acción es fácilmente ampliable a través de repetidores.
  • Puede funcionar con objetos de por medio, ya que las ondas los rodean.

El mercado

Actualmente ya existen dispositivos completamente inalámbricos, que son posibles gracias a esta tecnología, como los televisores lanzados por la marca china Haier. No nos sorprende que puedan reproducir contenido de alta resolución de forma inalámbrica (las nuevos estándares de comunicación lo permiten), sino que también se alimenta sin ningún cable a pesar de que deba mantenerse a una distancia cercana a la pared. Esto demuestra que un futuro totalmente libre de cables es posible tal y como habíamos mencionado anteriormente.

De momento esta tecnología es reciente y apenas esta difundida, por no hablar de lo lejano que parece que se establezcan estándares. De todos modos, sus inventores del MIT siguen trabajando y avanzando a grandes pasos para conseguir mayores distancias y, al mismo tiempo conseguir una mejor eficiencia a la hora de transmitir la energía.

La sombra de Apple​

Por último, según los rumores de internet, parece que los ingenieros del MIT podrían tener un competidor, y no es nadie más que Apple. Conociendo a la empresa californiana y la importancia que deposita en la comodidad de sus usuarios, parece estar desarrollando una tecnología parecida que permita cargar sus dispositivos a distancia.

Esto no sería de extrañar, ya que la compañía destaca por su diferenciación de la competencia. En este caso, los demás fabricantes de dispositivos móviles apuestan desde hace unos años por la carga inductiva pero que requiere el contacto del dispositivo con una superficie conectada a la superficie. En cambio Apple, todavía no ha implementado ningún tipo de carga inductiva.

También podría darse el caso de que Apple trabaje de forma conjunta con el MIT. Sin embargo, conociendo el control que le gusta tener a Apple sobre sus productos, lo más probable es que la compañía desarrolle su propia tecnología. Y dado que los productos de la empresa suelen triunfar entre los usuarios, es normal que el resto del mercado incorpore este estándar.

About the Author Kevin Calderón

Leave a Comment: